Grupo Capisa renueva su compromiso con la Fundación Sonsoles Soriano

Grupo Capisa ha renovado su convenio de colaboración con la Fundación Sonsoles Soriano, una institución arraigada en la vida canaria que dedica sus esfuerzos a personas que necesitan de su apoyo. En concreto, la Fundación se dedica a la asistencia integral de personas con discapacidad psíquica, así como al ejercicio de la tutela de aquellos que judicialmente requieren de este servicio. En la actualidad, en este régimen, la fundación atiende a 44 personas y asesora a otras 300 en la consecución de las mayores cotas posibles de autonomía individual.

La Fundación actualmente viene a cubrir un gran vacío social al dar respuesta al interrogante que constituye la gran preocupación de las familias con hijos con discapacidad: “¿Quién cuidará de nuestro hijo o de nuestra hija cuando faltemos nosotros?”  Se trata -en la mayoría de los casos- de personas que se han quedado sin familiares que puedan hacerse cargo de ellos. Son los tribunales los que finalmente tienen que asignar esa tutela a una persona o institución y es ahí donde la Fundación juega este papel fundamental.

Al acto de la firma del documento de renovación de la colaboración -celebrado en la sede tinerfeña de la Fundación- asistió en representación de Grupo Capisa su directora de Recursos Humanos, Paz Amil, mientras que por parte de la Fundación Sonsoles Soriano rubricó el documento su presidenta, Georgette Bugnion-Vuichard.

Al término del acto, Paz Amil destacó la importancia que para Grupo Capisa tiene “devolver a la sociedad una parte de lo que recibe por su actividad, en forma de colaboración para mejorar la calidad de vida de las personas que más lo necesitan”. En este sentido añadió que “a través de nuestro Programa de Responsabilidad Social Corporativa apoyamos a instituciones en el ámbito de la educación, la salud y la integración, aunque siempre nos gustaría hacer más”, dijo. También hizo mención al “compromiso global de todo Grupo Capisa, desde sus propietarios y directivos a todos los trabajadores, que siempre están dispuestos a colaborar en causas sociales y comunitarias. Este es uno de nuestros valores más importantes”, concluyó.

Por su parte, Georgette Bugnion agradeció la aportación de Grupo Capisa, así como de las instituciones públicas y otros actores privados. También hizo mención al equipo humano que día a día hace posible el trabajo de la Fundación, “no sólo el excelente equipo profesional, sino también el trabajo de los voluntarios que de forma totalmente altruista nos ayudan a hacer posibles nuestros fines”.

Grupo Capisa desarrolla desde su creación un amplio programa de Responsabilidad Social Corporativa con el que fomenta la formación continua, la protección ambiental, la responsabilidad energética o la transparencia dentro de sus empresas. Externamente, suma esfuerzos con organizaciones y colectivos cuya labor y eficacia está fuera de toda duda. El ámbito educativo y la garantía de derechos fundamentales del individuo, las necesidades básicas de las personas, o la asistencia al refugiado son algunos de los programas apoyados.

Scroll al inicio